Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un consorcio público-privado lanza un proyecto para validar nuevos tratamientos contra la aterosclerosis

Un consorcio público-privado liderado en el que participan el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro de Regulación Genómica (CRG) ha puesto en marcha un proyecto para validar una nueva familia de tratamientos para la acumulación vascular de colesterol asociada a la aterosclerosis.
La acumulación de lípidos en la pared vascular y en el miocardio es de gran impacto clínico porque causa graves alteraciones cardiovasculares en patologías como la aterosclerosis, de ahí la necesidad de buscar tratamientos específicos, actualmente inexistentes, para contrarrestar los mecanismos que la provocan
En concreto, esta iniciativa liderada por la biotecnológica Iproteos analizará la eficacia de los peptidomiméticos, derivados de péptidos con propiedades optimizadas.
Paralelamente a los ensayos de eficacia, también se llevarán a cabo estudios de biodisponibilidad, farmacocinética y farmacodinámica, que aportarán información crucial para la progresión del proyecto hasta fases clínicas.
Los hallazgos experimentales del grupo Lípidos y Patología Cardiovascular (LipidCardio) del IIBB-CSIC, asociado al IIB-SantPau, demostraron que uno de los mecanismos claves en la acumulación del colesterol a nivel vascular y del miocárdico es la regulación del receptor LRP1.
Posteriormente, mediante la aplicación de la tecnología IPROTech de Iproteos, desarrollaron una nueva familia de peptidomiméticos moduladores del receptor LRP1 con un gran potencial para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares.
Ahora, en el marco de este proyecto, Iproteos diseñará y sintetizará los nuevos compuestos peptidomiméticos mientras que el grupo LipidCardio del IIBB-CSIC y del IIB-SantPau se encargarán de la evaluación de su eficacia terapéutica en la aterosclerosis. Por su parte, la Unidad de Proteómica del CRG/UPF profundizará en el estudio del mecanismo de acción de estos nuevos candidatos a fármacos en el entorno vascular, mediante técnicas de espectrometría de masas.
SIN FÁRMACOS EN EL MERCADO
"Se trata de un amplio mercado donde no existen tratamientos para evitar la acumulación descontrolada de colesterol en la pared vascular y el miocardio", según la investigadora Teresa Tarragó, consejera delegada de Iproteos, que celebra haber podido producir candidatos a fármacos "capaces de llegar al lugar preciso donde tienen que hacer su acción, gracias a sus propiedades optimizadas de permeabilidad y biodisponibilidad".
A diferencia de las terapias actuales, que van dirigidas al colesterol en sangre, el tratamiento que buscan desarrollar iría dirigido al lípido que se acumula en las arterias, directamente asociado con episodios cardíacos como el infarto agudo de miocardio, ha añadido >Vicenta Llorente-Cortés, directora del grupo de investigación LipidCardio del IIBB-CSIC y del IIB-SantPau.
Los miembros del consorcio esperan que el resultado de este proyecto sea la validación de un candidato a fármaco 'first-in-class' para el tratamiento de la aterosclerosis, incluyendo el estudio detallado de su mecanismo de acción.
Esto permitirá, posteriormente, llevar a cabo el paquete de ensayos preclínicos regulatorios y, a continuación, la primera administración del candidato en humanos.