Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conductor del autobús escolar de Fuenlabrada da positivo en cocaína

El conductor del autobús escolar que ha sufrido un accidente esta mañana en Fuenlabrada ha dado positivo en cocaína, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, encargada de la investigación de lo ocurrido.
El conductor es uno de la veintena de heridos que ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario de la zona por contusiones leves. Junto a él, otros 20 menores de edades comprendidas entre los 11 y 14 también han resultado heridos leves.
La Guardia Civil ha realizado al conductor los controles pertinentes, incluido el de alcoholemia --que ha dado negativo-- y ha dado positivo en cocaína en el drogo test. De momento, no ha sido detenido.
Por su parte, el alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, ha acudido hasta el lugar de los hechos junto con la concejala de Seguridad Ciudadana, Raquel López, así como responsables del Parque de Bomberos de la localidad y de la Policía Local.
Sobre las causas, Robles ha señalado que la Guardia Civil está haciendo el atestado todavía y que no les han trasladado de momento las circunstancias. Sobre el conductor, ha dicho que lo que conocen por los medios de comunicación es que se encuentra bajo una "situación compleja".
Asimismo, ha explicado que la ruta que realizaba el autobús es la correspondiente al barrio del Parque Miraflores, que es una "ruta habitual" y que está contratada directamente por el propio IES Jimena Menéndez Pidal, financiada por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.
También ha mandado un mensaje de tranquilidad porque todos los heridos son leves, con "magulladuras o golpes" y ha explicado que las familias con las que ha hablado están "tranquilas". Tiene pendiente, no obstante, en las "próximas horas" contactar con las que han trasladado a sus hijos a hospitales.