Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así orquestó esta pareja el secuestro de un pensionista

Condenados por secuestrar y robar a un hombrePolicía de Merseyside

Susan Gartside y Anthony Miller han sido condenados en Liverpool por secuestrar a un pensionista en el sótano de un prostíbulo, además de robarle y esperar que éste tuviera sexo con una de las chicas del local.

Según el  diario británico Liverpool Echo, la pareja eran amigos de la victima, un pensionista que fue encerrado, amordazado y atado de pies y manos en un sótano mientras que Gartside le decía que iba a 'buscar compañía femenina'.
El pensionista, que fue encerrado durante tres horas en un sótano donde solo se encontró un colcho húmedo y sucio, era supuestamente amigo de Gartside, quien padece una enfermedad mental. 
El pasado noviembre la mujer tendió una emboscada en la calle a la victima, quien se dirigía ha realizar unas compras para posteriormente llevarlo a un conocido prostíbulo que ella misma ofrecía en Internet, donde se describía como una “señora madura con una gran cantidad de talentos atractivas” y sugería que las chicas estarían dispuestas a tener sexo sin protección. 
La mujer, de 53 años, vendió más tarde al pensionista a unos ladrones que le robaron y le encerraron en un sótano, en el que se llevaba a cabo una trama mediante la cual los hombres que pagan por sexo son robados con la esperanza de que éstos sientan tanta vergüenza por ello, que no acudan más tarde a la Policía. 
La ex pareja de Gartside, Anthony Miller, de 49 años, acompañó a los hombres enmascarados que encerraron y aterrorizaron a la victima con cuchillos. Mientras Gartside realizaba retiradas de dinero por cantidades de 250 libras en las cuentas de su supuesto amigo. 
La victima consiguió librarse de las ataduras y huir. Gartside y Miller se refugiaron en su furgoneta y más tarde en un hotel en el centro de Liverpool, pero dos días después fueron detenidos.
La pareja ha sido ahora condenada por robo y privación de la libertad en un juicio celebrado en el Tribunal de la Corona de Liverpool.