Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 30.000 ciudadanos piden que se derogue la ley de blasfemia en Pakistán

Un total de 30.800 ciudadanos han firmado la petición lanzada por Maslibres.org, plataforma impulsada por Hazteoir.org para la defensa de la libertad religiosa, para que se derogue la Ley de blasfemia en Pakistán.
Según indica el presidente de Maslibres.org, Miguel Vidal, desde 1987, cerca de 1.450 personas han sido acusadas de blasfemia y 60 han perdido la vida al margen de los tribunales.
Por este motivo, la plataforma ha impulsado una campaña bajo el lema 'STOP. Ley de blasfemia' para reclamar al presidente pakistaní, Mamnoon Hussain, que derogue esta norma que "vulnera los derechos humanos".
Según precisa Vidal, esta ley permite que se pueda acusar de blasfemia a cualquier persona "sin aportar pruebas" incurriendo los acusados en penas que pueden ir desde multas y castigos físicos hasta la ejecución.
"La principal finalidad de la Ley de blasfemia es legitimar el poder y amenazar a las minorías, entre las cuales la más débil es la cristiana", advierte el portavoz de Maslibres.org.
Entre los pakistaníes condenados por esta ley, se encuentran Asia Bibi, encarcelada en 2010 y condenada a muerte por beber de un pozo reservado para musulmanes, o Babu Shahbaz, un cristiano evangélico que fue detenido el pasado 30 de diciembre junto a su mujer y sus tres hijos, después de que le denunciaran por arrancar y arrojar algunas páginas del Corán por la calle.