Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ciclista muere por un cable eléctrico colocado en la senda por la que circulaba

El ciclista, un hombre de 44 años, vivía en Salamanca pero había decidido ir a visitar a su hija de 12 años, que se encontraba de campamento en un pueblo cercano. La senda por la que circulaba, que bordea Arenillas de Ebro, en Cantabria, es un camino natural, y por tanto no se debe colocar ningún obstáculo por más que sirva para evitar que el ganado vaya por donde no debe. Sin embargo, un cable colocado en el lugar para este propósito fue la causa de la muerte del ciclista. Ahora, ganadero que puso el cable está imputado por un delito de homicidio por imprudencia.