Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cerdo para calmar a los viajeros inquietos

¿Alguna vez te has preguntado cómo calmar la ansiedad ante horas de espera? Los responsables del Aeropuerto internacional de San Francisco, en EEUU, parecen tener la solución: acariciar a un cerdo.

Esta es la nueva medida que han tomado para aliviar el estrés de los pasajeros. Lilou va vestido con un chaleco azul en el que se puede leer ‘acaríciame’. El pequeño animal se ha incorporado a la brigada de bienvenida del espacio aéreo. El cerdo, que es de raza Juliana, ayuda a los clientes y usuarios a calmarse mientras esperan sus vuelos. Los animales como Lilou llevan chalecos con un identificativo –Pet Me!-, para avisar a los pasajeros de que forman parte de la Brigada Wag, y están ahí para ayudar.

“Desde su puesta en marcha en 2013, la Brigada Wag se ha convertido en lo más favorito de los viajeros”, señala Christopher Birch. “Tenemos más de 300 equipos de perros, gatos y conejos voluntarios, pero Lilou es el primer cerdo de nuestro programa”, señalan desde la Organización Animal de Terapia Asistida de San Francisco, administrada por el Dr. Jennifer Henley.

A través de esta iniciativa, los perros ‘terapéuticos’ ya están desplegados en los aeropuertos de San Francisco, Los Ángeles, San José, Miami y Edmonton, en Canadá. A principios de este año, también se volvió viral las imágenes de un Pato ayudando a una pasajera a bordo de un vuelo.