Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres meses de cárcel por matar de un disparo a un perro en una finca de Utrera

Podenco Perrotelecinco.es

El Juzgado de lo Penal número 5 de Sevilla ha condenado a tres meses de cárcel a un hombre por matar de un disparo a una perra de raza podenca en una parcela de la localidad de Utrera, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Así, la juez condena a E.P.P. por un delito de maltrato de animal doméstico a tres meses de prisión y a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales.
No obstante, la juez acuerda suspender la pena impuesta de tres meses de prisión por un periodo de dos años, apercibiéndole de que, en caso de reiteración delictiva, revocará automáticamente dicho beneficio y el acusado cumplirá la pena impuesta.
La juez considera probado que los hechos tuvieron lugar sobre las 12,00 horas del día 3 de diciembre de 2011, cuando el acusado se dirigió a una parcela ajena ubicada junto a un camino de servicio de la carretera AP-IV y, "con ánimo evidente de matarla", disparó contra una perra de raza podenca con una escopeta de balines que portaba.
De este modo, el imputado alcanzó al animal en el abdomen y, seguidamente, disparó contra otro perro al que no logró herir.
Según recoge la sentencia, la perra, pericialmente tasada en 175 euros, murió como consecuencia del disparo el día 7 de diciembre de 2011, ascendiendo el importe de los servicios veterinarios prestados a 200 euros, los cuales son reclamados por el dueño de la perra.
QUERELLA POR EL ABANDONO DE GALGOS EN OSUNA
El acusado consignó la totalidad de la indemnización, ascendente a 375 euros. La sentencia se ha dictado por conformidad de las partes después de que el acusado reconociera los hechos y mostrara su conformidad con la acusación formulada por la Fiscalía.
De otro lado, la Fiscalía hispalense se ha querellado contra un vecino de Osuna después de que, sobre las 20,00 horas del día 20 de febrero de 2016, miembros de la sociedad de caza 'San Arcadio' hallaran tres perros galgos en un pozo de entre seis y siete metros de profundidad perteneciente al coto que habían sido abandonados "intencionadamente" por el querellado "a sabiendas de que ello supondría su muerte lenta".
Los animales fueron rescatados por miembros del cuerpo de Bomberos sin lesiones reseñables, indica el Ministerio Público en su querella, consultada por Europa Press y dirigida contra el propietario de los animales a cuenta de un delito leve contra la fauna y animales domésticos.