Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cansancio y la dificultad para dormir, principales problemas del calor extremo del verano para los españoles

El cansancio y el decaimiento (50%) y las dificultades para dormir y problemas para conciliar el sueño (42%) son las dos principales dificultades que sufren los españoles a causa del calor extremo veraniego, según se desprende de la nueva pregunta 'IMOP-BA', llevada a cabo por IMOP y Berbés Asociados (BA).
En concreto, el cansancio afecta de forma más importante a las mujeres, entre las que alcanza a un 60 por ciento de la población, así como a las personas mayores de entre 55 y 64 años. Por su parte, los problemas para dormir afectan especialmente a las personas entre 25 y 34 años.
Asimismo, otros problemas que ocasionan a los españoles las altas temperaturas son la inapetencia o falta de hambre (18%), la apatía y el mal humor (18%) y la ansiedad e impaciencia (16%). Aun así, hay un 30 por ciento de la población española que no se ve afectada por ningún síntoma derivado del calor, un por ciento que señala otras opciones y un uno por ciento que no sabe o no quiere contestar a la pregunta.
Por su parte, el principal método al que recurren los españoles para combatir el excesivo calor del verano es beber muchos líquidos (78%). A esta opción se unen otras destacadas como salir a la calle cuando el sol ha bajado (49%), protegerse con prendas como gafas o sombreros (47%) o no exponerse directamente al sol (42%).
Finalmente, y en menor proporción, la población también indica otras medidas frente al calor como el uso de protección por medio de cremas y labiales, recurrir el aire acondicionado o al ventilador, ir a la piscina o playa para refrescarse, ducharse más a menudo, y bajar personas o abrir las ventas para ventilación. Además, un cinco por ciento de la población señalas otras opciones y un tres por ciento no sabe o no quiere contestar a la pregunta.