Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cámaras graban cómo el trabajador de un lavado de coches abusa sexualmente de una clienta

Sarah Barmes, de 42 años, ha denunciado al empleado de un lavadero de coches por realizarle tocamientos.

La mujer se disponía a lavar su coche en un centro de Cardiff, Wales, cuando el empleado denunciado, Azad Hassan, le indicó que se dirigiese a otra zona en la que no había nadie.

Según se aprecia en las imágenes grabadas por una cámara de seguridad, la mujer llegó al lugar con el coche y Azad le abrió la puerta, abalanzándose sobre ella.

En declaraciones de Sarah a Mirror, la mujer afirma sentirse “enfadada” y “frustrada” tras el ataque, pero quería denunciar la situación para que otras mujeres no sufriesen lo mismo.

“Cuando se metió en el coche y me tocó el pecho, apretó fuertemente, me dijo “bonito””

“No reaccioné en absoluto, ignoré todo porque estaba en estado de shock, no crees que alguien vaya a hacer eso”