Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las cabinas telefónicas, con los días contados

Forman parte del paisaje urbano, pero ya casi nadie las usa. Son las cabinas de teléfono y tienen los días contados. Su principal culpable: el teléfono móvil. En España, con 55 millones de terminales, no hay lugar para la cabina. Todavía quedan unas 25.000 en las calles de nuestro país y el número va en descenso. Muchas de ellas, ya están desmanteladas. Las compañías telefónicas aseguran que no son rentables. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha pedido su retirada, así que a finales de este año el ministerio de Industria decidirá si desaparecen del todo.