Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres personas mueren por un nuevo brote de legionelosis en Ripollet

La Generalitat ha detectado un brote de legionelosis en Ripollet (Barcelona) que ha afectado a cinco personas, de las que tres han muerto y una está hospitalizada. Este nuevo brote surge diez días después del localizado en Sabadell que afectaó a 34 personas, cuatro de ellas fallecidas.

El nuevo brote de la enfermedad bacteriana lo ha anunciado este martes en rueda de prensa el secretario de la Agencia de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, acompañado del alcalde de Ripollet, Juan Parralejo, y de la subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de la Agencia de Salud Pública, Mireia Jané.
Según Mateu, "parece que el foco ha dejado de emitir porque no hay casos en Ripollet desde hace una semana y en Sabadell desde hace varios días", y ha dicho que los ciudadanos pueden estar tranquilos porque todo apunta a que el brote va a la baja.
PRIMER BROTE DE LEGIONELOSIS
El primer brote se detectó hace diez días en Sabadell (Barcelona) y ya ha afectado a 34 personas, la mayoría de avanzada edad, de las que cuatro han muerto y 17 siguen ingresadas en hospitales de la zona: "Entre el 10 y el 11 de septiembre hubo un pico de casos alarmante", ha dicho Mateu.
Los mismos días, se detectó un pico de casos en Ripollet, a 11 kilometros de Sabadell: "Nunca en Catalunya un único brote ha afectado a personas separadas por tanta distancia, por lo que es muy remoto que pueda ser el mismo, aunque también es muy raro que coincidan dos de tanta virulencia".
Mateu ha dicho que no se ha informado antes de este segundo brote porque "ha costado mucho relacionar los datos", teniendo en cuenta que uno de los cinco afectados en Ripollet acudió al Hospital del Mar de Barcelona y otro al de Calella --a mucha distancia de Ripollet y de Sabadell--, mientras que otros ingresaron también en el Parc Taulí de Sabadell, donde están la mayoría de afectados por el brote de esta ciudad.
El alcalde Juan Parralejo ha destacado que en Ripollet "hace una semana que no se detectan nuevos casos, por lo que parece que se ha frenado en brote", que se ha saldado con la vida de una mujer y dos hombres de 76 años de media --el día 16, el viernes 19 y el lunes 22--.
Mateu ha explicado que todos ellos "tenían muy poca movilidad y no salían prácticamente de casa, lo que da muchas pistas de la instalación que podría estar afectada", además de que todos los muertos tenían patologías graves previas.
INSTALACIÓN CON ALTAS CONCENTRACIONES DE LA BACTERIA
Mateu ha dicho que el pasado domingo se detectó una instalación con alta capacidad de generar aerosoles en una empresa privada de Sabadell con "altas concentraciones de la bacteria", por lo que se ha precintado de forma preventiva, aunque no se sabrá hasta finales de esta semana si es la responsable del brote.
En el caso de Ripollet, Parralejo ha explicado que se han paralizado las fuentes ornamentales y puntos de riego públicos como medida preventiva, aunque todavía no se ha detectado ninguna torre de refrigeración sospechosa --se han revisado tres--.
Mateu ha revelado que no se puede descartar que la torre de refrigeración de Sabadell precintada emitiera aire contaminado a una gran distancia, ayudada por las condiciones meteorológicas, y afectara a una segunda torre en Ripollet.