Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ashya King ya está en Praga para ser sometido a un tratamiento con protones

Ashya King, el niño británico de cinco años enfermo con un tumor cerebral, ya está en Praga, la capital de la República Checa a donde ha llegado procedente del Hospital Materno Infantil de Málaga. El menor será sometido a un nuevo tratamiento con protones en un centro sanitario de esta ciudad checa que resulta ser menos agresivo que la tradicional quimioterapia. En la búsqueda de esta singular terapia ha estado el origen de los problemas con la justicia británia y española con los que se han encontrado los padres de Ashya.

El pequeño ha sido trasladado esta mañana en ambulancia al aeropuerto de la ciudad andaluza para viajar en un avión medicalizado a un centro hospitalario de Praga, donde sus padres quieren que se someta a un tratamiento con protones.
El delegado territorial de Salud de la Junta de Andalucía, Daniel Pérez, ha informado de que el niño viaja en un avión privado medicalizado, que tiene "todas las garantías y las condiciones que les pedíamos".
Pérez ha agradecido al personal sanitario que ha estado en contacto con el menor la labor realizada, al igual que a la dirección del centro hospitalario, porque "el trabajo ha sido el adecuado, hemos mantenido la calma, aunque era una situación compleja para nosotros, pero creo que los profesionales han estado a la altura y hemos dado la atención que Ashya necesitaba".