Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bolígrafo de la discordia que ha provocado el debate entre taurinos y antitaurinos

Por un simple bolígrafo se ha armado un buen revuelo entre el mundo taurino y Cáritas Salamanca. "Ha sido un varapalo y un pelotazo que nos han dado en toda la cara", dice Gonzalo Sánchez, presidente de la Asociación Juventud Taurina de Salamanca. Lo único que pretendía esta asociación era vender esos bolígrafos y donar lo recaudado a Cáritas salamanca pero la ONG lo ha rechazado. Dicen que no quieren herir sensibilidades. Desde la asociación no se lo explican: "No creo que mi dinero y el dinero de todos los taurinos pues sea diferente que el de otra persona" insiste Gonzalo. Polémica servida, el caso ha creado debate entre taurinos y antitaurinos: "Una organización que se dedica a fines sociales y ayudar a otros no puede recibir dinero del maltrato animal", recalca PACMA. Por su parte, aunque no ha querido hacer declaraciones, Cáritas Salamanca, en un comunicado, ha pedido disculpas a todos los que se hayan sentido ofendido. Aclaran que no ha rechazado ningún donativo, sino que ha declinado colaborar en una campaña propuesta por esta asociación. Aseguran que en otros momentos ya han mantenido colaboraciones con el ámbito de la lidia. "Reiteramos nuestro respeto a las organizaciones de defensa de los animales, profesionales y familias relacionadas con el mundo taurino", escriben. Mientras la asociación ha encontrado sustituto para su donativo: La Asociación Española Contra el Cáncer.