Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El billete de avión más caro lo pagan los pasajeros gordos

gordo, obesidad, gordoscuatro.com

Las personas que quieran viajar con la compañía Air Samoa tendrán que además de introducir su origen y destino, su peso aproximado. La compañía que vuela, entre las islas del Pacífico, se ha convertido en la primera línea aérea del mundo en cobrar los billetes de acuerdo al peso de los pasajeros. Sus ejecutivos, ante la polémica, defienden que es el sistema del futuro.

La compañía Samoa Air, que vuela en la región del Pacífico, incluyendo las Islas Cook y Tonga, afirma que su política de precios que aplica desde enero es la  forma más justa de cobrar por un billete, según ha publicado FoxNews.
Así ha defendido la polémica decisión, Chris Langton, director general de la aerolínea, además de subrayar la ventaja para las familias que pagan mucho menos por sus hijos pequeños.
Asimismo, ha explicado que las medidas de los seres humanos actuales no es la misma que hace 50 años cuando no eramos tan altos, ni tan anchos, lo que ha obligado a cambiar el tamaño estándar de los asientos.
Cuando los pasajeros realizan la reserva de un billete en la red deben introducir, los datos del viaje, fecha, origen, destino, pero además su peso aproximado.
La web de Air Samoa, sin embargo, advierte, que el peso del viajero será comprobado en el aeropuerto, para los que quieran pasarse de listos.
Las tarifas van desde unos 2,2 dólares por kilogramo, que incluye el peso del pasajero y su equipaje. Para las rutas más largas, la tarifa aumenta hasta  4.16 dólares por kilo.
Algunas organizaciones han criticado esta práctica por considerarla discriminatoria, pero la aerolínea asegura que el peso es importante para los aviones pequeños.