Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sobrevive tras nacer con el cerebro fuera del cráneo

Sobrevive tras nacer con el cerebro fuera del cráneocuatro.com

Sierra Yoder  se encontraba embarazada de 22 semanas cuando los médicos le dijeron que su hijo venía con una malformación que mataría al niño, el bebé se estaba gestando con un hueco en la cabeza, una enfermedad llamada encefalocele. A pesar de ello la pareja decidió tenerlo y gracias al instinto de supervivencia del bebé y tres novedosas operaciones, Betley cuenta ya con ocho meses y ahora comenzará a realizar terapia física.

A pesar de las pocas esperanzas que le daban los médicos, Sierra Yoder  y su marido decidieron seguir adelante con el embarazo de su segundo hijo.
En la semana 22 de embarazo, los doctores vieron que el bebé se estaba formando con un defecto congénito bastante extraño llamado encefalocele, en el que un divertículo del tejido cerebral y de las meninges, se sale del cráneo y se desarrolla por fuera.  Una enfermedad que habitualmente provoca la muerte del feto antes de nacer.
La pareja decidió seguir adelante con todo y finalmente Betley nació, pese a lo dicho por los médicos el bebé salió adelante, demostrando a todos su instinto de supervivencia.
En el hospital infantil de Boston, el doctor John Meara decidió ayudar al pequeño y realizar una novedosa y complicada operación para introducir el cerebro del niño en su cabeza. Tras meses de estudios y con un molde impreso del cerebro de Bentley, sometieron al niño a tres operaciones que resultaron de gran éxito.
En informaciones de los médicos, recogidas por La Opinión, aún no se sabe si quedarán secuelas ya que la mayoría de los bebés que nacen con esta enfermedad, presentan retrasos en el crecimiento y problemas de visión.
Por el momento el niño continúa con su recuperación y lo siguiente es la terapia física que debe realizar.