Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un gusto de mascota

Este bebé acaba de descubrir el gusto que puede dar que su mascota le lama la espalda. El pequeño se queda paralizado, completamente relajado, mientras el animal le da tan peculiar masaje. Tanto le gusta que persigue al perro para sentarse delante de él y que no pare de hacerlo.