Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez devuelve a una pareja su bebé tras ser acusados erróneamente de maltrato

Un juez devuelve a una pareja su bebé tras ser acusados erróneamente de maltratoCraig Stillwell / Facebook

Una pareja británica, Craig Stillwell y Carla Andrews, ambos de 23 años, han pasado nueve meses bajo investigación después de que su hija Effie sufriera una hemorragia cerebral.

Craig fue detenido, encarcelado y “tratado como un monstruo” bajo la sospecha de haber sacudido al bebé de tres meses, que fue puesto bajo cuidado lejos de la pareja, informa The Sun.
Los médicos creyeron erróneamente que los padres de Effie le habían causado un daño cerebral sacudiéndola, pero los trabajadores sociales archivaron el caso después de descubrir que la pequeña tiene una enfermedad rara llamada Síndrome de Ehlers-Danlos en grado IV.
Esta enfermedad provoca que se hagan hematomas en la piel fácilmente, y que los vasos sanguíneos sean frágiles y propensos a desgarrarse. Afecta a una persona entre 5.000 y se diagnostica con un simple análisis de sangre. Los síntomas incluyen una piel fina y casi transparente. Es una enfermedad que no tiene cura. Los pacientes no pueden realizar actividades en las que se puedan hacer daño como deportes.
El poder de una carta
El caso ha dado un giro gracias al descubrimiento de que Effie sufre este síndrome y a que el juez descubrió una carta en un álbum de fotos la familia que muestra el amor que Craig y Carla tienen por su hija.
La carta decía: “Es 24 de diciembre de 2015. 22.15 horas. Me voy a la cama, pero mientras escribo esto estoy temiendo la mañana de Navidad porque nuestra bebé no estará aquí. Te hecho de menos Effie. Todos. Yo y papá prometemos traerte a casa pronto. Te queremos, siempre te hemos querido, siempre te querremos. Besos”.
Effie nació un mes prematura, en mayo de 2016, pero fue enviada a casa sin complicaciones. Preocupados porque vomitaba mucho, sus padres la llevaron al hospital hasta en 17 ocasiones, pero los médicos no encontraron nunca una causa para esos vómitos.
Effie sufrió una convulsión y el 15 de agosto la llevaron al hospital. Un escáner reveló una hemorragia en la cabeza y los médicos creyeron que no era la primera vez que le ocurría por lo que avisaron a los servicios sociales por sospechas de “sacudidas” a la pequeña.
Carla y Craig vieron cómo su mundo “se venía abajo” cuando Effie fue puesta bajo el cuidado de los servicios sociales y se les limitó las visitas supervisadas a la semana a dos.
Finalmente, Effie fue devuelta a sus padres, ya con 11 meses. Carla y Craig han denunciado que han perdido casi un año de la vida de su hija y acusan a los médicos por no detectar su enfermedad a tiempo. “Hemos pasado un infierno luchando para que nos devolvieran a nuestra hija, ha sido la pesadilla de cualquier padre”, ha declarado Craig.
“Ser acusado de hacer daño a mi bebé cuando la quiero más que a nada en el mundo es insoportable”, ha añadido.
“Fuimos arrestados y alejados de ella, viéndola sufrir sin nosotros. Nunca pude imaginar que sería acusada de algo tan horrible”, ha indicado Carla. “Ha sido devastador ver a otra mujer cuidar de mi bebé cuando podría haber sido yo. Nunca lo olvidaré. Nos hicieron sentir como criminales e hicieron que nos perdiéramos meses de la vida de nuestra hija. Estamos aliviados de que nuestros nombres hayan sido limpiados y seamos una familia de nuevo”, indica.
La pareja ha querido que la decisión del juzgado fuera pública para impedir que otros padres sean acusados injustamente.