Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bebé resulta herido después de que una banda armada atacase una casa familiar

Un bebé resulta herido después de que una banda armada atacase una casa familiarGtres

Un bebé de siete meses ha sufrido lesiones en la cara después de que una banda de jóvenes, armados con bates de béisbol y palancas, atacase una casa familiar. La madre también presentaba moretones en un brazo.

La pequeña Helena presentaba un corte cerca de su ojo derecho. Al parecer, el grupo de 40 miembros recogió piedras y escombros del suelo y los lanzó a través de una puerta abierta de un balcón, informa Mirror.

Los padres Adam y Kaylee Ward estaban en casa con Helena y su hermana mayor Summer, de seis años de edad, cuando ocurrió el terrorífico incidente. Según Adam, algunos en la banda parecían tener 13 años.
Durante este ataque, la familia se encerró dentro de la casa durante cuatro horas mientras el grupo seguía acosándoles. La madre, Kaylee, tenía un moretón en el brazo como resultado del ataque.

 Adam dijo a The Plymouth Herald: "No son tímidos, son atrevidos y arrogantes, solo tratan de intimidar a cualquiera que puedan".

Además, cuenta que estaban cocinando para los niños y como hacía tanto calor abrieron la puerta del balcón para que entrara algo de aire. Fue entonces "cuando nos dimos cuenta de que había un grupo en la calle armado con palancas y bates de béisbol".
En cuestión de minutos, empezaron a lanzarnos piedras. "Cogieron piedras y escombros del suelo y los arrojaron a través de la puerta del balcón abierta. Mi hija de siete meses tiene un corte bajo su ojo, pero por suerte está bien, y mi esposa tiene un moretón en el brazo".
Cuenta que les mostraban los bates y las palancas y amenazaban con golpearles en sus cabezas con estas armas. "Nuestra vecina les dijo a sus hijos que entraran en sus habitaciones y cerraran todas las puertas y ventanas".

El incidente traumatizante duró casi cuatro horas y la pandilla en cuestión tenía entre 13 y 17 años. Adam, el padre, asegura que sufre ansiedad después de lo que esta banda le hizo a su familia y confiesa estar harto de que nadie tome medidas después de estos incidentes.
Adam dijo que otras veces le han llamado pedófilo y violador por el mismo grupo de adolescentes en la zona y que también ha sufrido amenazas. "Soy un hombre de familia, soy padre de dos niñas pequeñas, obviamente nada de eso".
Cuenta que apenas puede salir de casa y que lleva siendo un problema desde hace siete meses, cuando se mudaron. En otras ocasiones, "han entrado en el bloque y han intentado irrumpir en uno de los pisos de abajo, sin éxito, pero cuando llegaron los policías se fueron".

Kaylee dice que sigue "petrificada" por los incidentes. Ella sufre de epilepsia y, debido al estrés de la situación, ha visto un aumento de sus convulsiones en los últimos meses. "Estamos literalmente atrapados en este piso, con miedo de salir".
Un portavoz de la policía dijo que el incidente que involucra al grupo de adolescentes se está investigando y pronto se tomarán medidas.