Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los falsos pucheros no engañan a una madre

Aunque un bebé ponga su cara más triste y su mejor puchero es imposible engañar a una madre. Así lo demuestra este vídeo viral que ya ha recibido más de 20.000 visitas. Un bebé pone pucheros a su madre y llora mientras su madre se mira y se ríe. “Eres tonto”, le dice al pequeño mientras le imita, “sabes que eres un farsante”. Entonces, el pequeño suelta una carcajada demostrando que sólo eran lágrimas de cocodrilo.