Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un bebé de tres meses deja en shock a su padre al decirle ‘Te quiero’ por primera vez

El pequeño Ben, de tres meses de edad y natural de Cherry Hill, Nueva Jersey, ha sorprendido a sus padres al pronunciar como primeras palabras 'I love You', o lo que es lo mismo, 'Te amo'. El insólito momento fue grabado por sus progenitores y compartido a través de Youtube, donde miles de personas ya se han hecho eco de la ternura de este pequeño.

Las primeras palabras de un bebé forman parte de un momento memorable en la vida de todo padre y toda madre. Desde el instante en que se producen se fijan en nuestra memoria y permanecen en el recuerdo como un hecho insólito al que le sucede normalmente una indescriptible felicidad. Indescriptible, especialmente, si tenemos en cuenta que en este caso se trata de un bebé de solo tres meses el que se aventura a decirle a su padre, en un inglés con una pronunciación mejorable pero sin regateos, 'I love you', o lo que es lo mismo, 'Te amo'.
Por fortuna, y para que no queden dudas entre los más escépticos, la escena fue grabada en vídeo y subida a la Red, haciendo el deleite de todos aquellos que han querido disfrutar de la ternura de este pequeño que responde al nombre de Ben.
En la grabación, su padre Ted Moskalenko, de la localidad de Cherry Hill, Nueva Jersey, que le sostiene en brazos, le dice a Ben que le quiere. Tras ello, se producen unos instantes de silencio en los cuales ambos se miran el uno al otro. Poco después, el bebé replica su misma frase con un "I love you" que deja perplejo y con la boca abierta a Ted, quien sin terminar de creerse lo que acaba de escuchar gira la mirada en busca de la complicidad y felicidad de su pareja, quien sostenía la cámara que captó todo.
El vídeo, subido en el canal de Youtube de Ted, sumó más de 200.000 visitas poco después de publicarlo y ahora continúa propagándose de forma viral, tal y como recoge DailyMail.