Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una señora se encara contra los Mossos en el barrio de Gràcia

Una señora rubia y elegante que a priori poco tiene que ver con el movimiento okupa se colocó, sola, frente a la línea policial de los Mossos en el barrio de Gràcia. Estuvo dos minutos gritando frente a los agentes que custodiaban el banco. Detrás de ella se encontraba el resto de los manifestantes, mayoritariamente jóvenes que la apoyan. Tras ello, la señora dio marcha atrás, pero el grupo de jóvenes le dio una palmada en el hombro con la intención de que siguiese en primera fila, provocando a los Mossos. Por ello, se situó de nuevo frente al cordón al tiempo en que un agente levantaba la mano para pedirle que se retirase. Sin embargo, el tono subió, y la señora avanzó y comenzó a tocarle el chaleco mientras los jóvenes gritaban que las calles son suyas. Fue entonces cuando tras la insistencia del agente, la señora le levanta el casco protector, algo que desencadena la reacción del Mosso, que le empuja. A partir de ahí comienzan las cargas policiales. Según la policía catalana, el suceso fue parte de una estrategia que utilizan estos movimientos y a la que denominan 'Pallywood'. Conocida en todos los países, anteponen a niños y personas mayores frente a los agentes para conseguir una imagen de extralimitación policial.