Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ballena rosa contra la ballena azul, por una actitud positiva sobre la vida

La ballena rosa contra la ballena azul, por una actitud positiva sobre la vidatelecinco.es

El juego mortal de la Ballena azul ha llegado a numerosos países provocando el suicidio de varios adolescentes.  La alarma por este reto en los que el jugador va realizando pruebas hasta la última en la que debe quitarse la vida ha llevado al Gobierno de Brasil a crear el proyecto 'Ballena Rosa', que incluye 50 desafíos pero para tener una actitud positiva sobre la vida.

Este juego de la Ballena Rosa, descargable para ordenador o móvil, también anima a los jóvenes a realizar pruebas, solo que estas incitan a besar y decirle a una persona que la amas, a dibujar una ballena rosa a uno de tus amigos en su brazo, escribir mensajes positivos, ayudar a una persona acosada, entre otros.
El objetivo de esta iniciativa es hacer viral las buenas actitudes que conviertan la amistad, el amor y las acciones divertidas a apostar por la vida y los sentimientos.
Hacer nuevos amigos, dibujar un animal que no existe, hablar con letras de canciones, imaginar formas en las nubes, cantar bajo la ducha, entre otros simpáticos y divertidas tareas.
El reto número 50, a diferencia del siniestro juego de la Ballena azul, es salvar a una persona o a un animal.
La Ballena Azul, un macabro juego de Internet que invita al suicidio
Este juego se cree que surgió en Rusia, donde han muerto varios adolescentes. En Barcelona, también se identificó a una joven, a la que por fortuna la familia al darse cuenta que jugaba a la Ballena azul,  pudo salvar a tiempo.
Uno de los retos que incluye este juego mortal es someterse a una maratón de 24 horas en las que el participantes solo puede ver películas de terror.
El último reto es suicidarse, de ahí la alarma de esta peligrosa moda, entre las autoridades de numerosos países.