Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctimas de la 'ballena azul': menores entre 12 y 16 años que buscan ser aceptados

Comenzó en Rusia, pero el macabro juego se extiende por las redes sociales de forma vertiginoso.  Un fenómeno que atrapa a los menores, invitándoles a unirse a grupos cerrados en los que son coaccionados hasta llegar a extremos que, por ser virtuales, no dejan de ser muy peligrosos. Suelen ser menores entre 12 y 16 años y que buscan ser aceptados o dirigidos por alguien. Para prevenir estos comportamientos, la comunicación en el entorno familiar es fundamental. El uso de las redes se tiene que hacer de forma responsable y con mucha precaución. No se trata de un juego, sino de un hecho delictivo que hay que denunciar y contempla penas de hasta 8 años de cárcel. Las fuerzas de seguridad insisten en denunciar estas prácticas.