Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La boca abierta del presidente de Costa Rica le juega una mala pasada

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, ha demostrado que tiene tablas para sortear situaciones complicadas ante las cámaras. Este lunes realizaba unas declaraciones a los medios de comunicación en un espacio abierto cuando una avispa se le introdujo en la boca y él reaccionó de forma instintiva comiéndosela. Ayudado con un buche de agua, el mandatario costarricense pasó el trago con bastante soltura, algo que dejó pasmados a los periodistas, sobre todo cuando Solís aseguró que la avista era "proteína pura" y añadió riendo que "esto no se ve todos los días".