Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los héroes del A400M

Francisco Miranda, el guarda del coto de caza donde se estrelló el A400M, y el agricultor Manuel Iglesias, presenciaron el siniestro y se lanzaron al rescate. Con su acto de valentía, estos testigos lograron sacar vivos de entre las llamas a dos de los tripulantes. Los equipos de emergencia los trasladaron, uno grave y el otro muy grave con politraumatismos y quemaduras de segundo y tercer grado, hasta los hospitales sevillanos Macarena y Virgen del Rocío.  Un comité de crisis de Airbus formado por expertos investiga ahora la causa exacta que originó la súbita caída del aparato numerado como MSN023. La hipótesis con más fuerza es un fallo mecánico de la aeronave.