Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se autolesiona mientras duerme

La joven británica que se autolesiona mientras duermecuatro.com

Antes de irse a acostar toma un cóctel de potentes antidepresivos. mientras, sus padres escondían todos los objetos punzantes de la casa.

La vida de Stephanie, una joven de 20 años estudiante de Artes Escénicas, se ha convertido en una pesadilla desde que una noche se levantara sonámbula y se autolesionara sin darse cuenta con un cuchillo de 15 centímetros.

Desde aquel incidente, y según recoge el diario The Sun, la situación se ha vuelto a repetir muchas veces. Mientras duerme, Stephanie acude a algún lugar de su casa, normalmente a la cocina, y se autolesiona con cuchillos de hasta 15 centímetros. También se ha llegado a quemar los brazos con una plancha de pelo.

Stephanie se describe como una niña "feliz  y despreocupada" pero una noche se despertó con un cuchillo de cocina afilado en sus manos y con heridas en sus brazos y ahora vive aterrorizada. "No tenía ningún recuerdo de mí misma tratando de cortarme y después se desencadenó una oleada de autolesiones".

El caso de Stephanie es muy extraño, ella nunca se autolesiona despierta por lo que no le ha quedado más remedio que tomar un potente cóctel de antidepresivos y pastillas para dormir antes de irse a la cama. Este tratamiento le funcionó hasta que un par de semanas después, su novio la abandonó y los ataques volvieron a producirse. "Me sentí devastada y el sonambulismo y las autolesiones comenzaron de nuevo". "A veces me despertaba y encontraba mis pijamas y la ropa de cama cubierta de sangre".

Sus padres, desesperados, han escondido todos los objetos punzantes y peligrosos de la casa. Pero ella los encuentra donde quiera que estén. Cualquier objeto le sirve para hacerse daño, un día llegó incluso a quemarse los brazos con las planchas el pelo. La madre, Lynn, está muy preocupada. "Stephanie es una persona feliz de día pero de noche algo se apodera de ella"