Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Orgía de muerte, sexo y helados, la brutal confesión de los asesinos más jóvenes del Reino Unido

twilight killersPolicía de Lincolnshire

Kim Edwards y Lucas Markham, ambos de 14 años, y más conocidos como 'los asesinos más jóvenes del Reino Unido', mataron brutalmente a la madre y a la hermana pequeña de ella y después, tras bañarse juntos vivieron una auténtica orgía de sexo y helado mientras veían una película de la saga de vampiros adolescentes 'Crepúsculo'.

Estas son algunas de las confesiones que han salido a la luz en un documental tras el juicio celebrado en noviembre de 2016 y que terminó con una condena de 20 años de cárcel para cada uno de ellos por el asesinato de Elizabeth Edwards, de 49 años y a Katie Edwards, de 13, según informa Foxs News.
Cada nuevo dato de este caso que tiene conmocionada a la sociedad británica destapa la caja de los truenos por la brutalidad y la sangre fría con la que estos adolescentes planearon y ejecutaron los asesinatos.
Levantada por la Corte de Apelaciones de Londres la prohibición de conocer las identidades de Kim Edwards y Lucas Markham, ahora, un documental revela algunas de las confesiones de Lucas sobre qué ocurrio aquella fatídica noche de abril de 2016.
Markham, reconoce que fue él quien mató a la madre y a la hermana menos de su novia. Que entró en el dormitorio de Elizabeth y tras acorralarla contra la pared la apuñaló varias veces, una de ellas en la garganta para evitar que gritara.
Tras acabar con la madre se dirigió al dormitorio que la Katie, su hija pequeña y la acuchilló de forma similar rematándola ahogándola con una almohada.
Sexo y helados
Kim y Lucas urdieron el plan criminal convencidos que la madre de ella quería separarles. Además, Kim siempre creyó que su hermana pequeña era la favorita algo que sembró en ella el odio y el rencor.
Tras el doble crimen los dos menores de 14 años mantuvieron relaciones sexuales y se bañaron juntos antes de ver una película de vampiros adolescentes perteneciente a la saga 'Crepúsculo' mientras comían helado.