Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres meses después del asesinato de María Villar, la investigación continúa abierta

Sobrina Villarcuatro.com

Se cumplen tres meses del secuestro y asesinato de María Villar Galaz en México. María, 39 años, era la sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, y llevaba cuatro años viviendo en México por asuntos laborales.

Tras tres meses, continúan siendo dos los detenidos, supuestos responsables del crimen, sin que hayan salido a la luz nuevos descubrimientos del caso. Las últimas investigaciones apuntan a que fue un golpe premeditado.
El 13 de setiembre fue la última vez que Villar fue vista con vida. Al salir de su trabajo como ejecutiva en la División de Servicios de Consultoría de Negocios de IBM, en Ciudad de México, María Villar se subió a un taxi y se dirigió a la colonia de Polanco, donde residía.
Durante el trayecto, uno de los detenidos por el secuestro y el asesinato de la española, Óscar Saúl Roldán Rodríguez, subió al coche e inmovilizó a la víctima mediante descargas eléctricas. Durante la noche y la madrugada del 13 y 14 de septiembre se realizaron diversas retiradas de dinero de las cuentas de Villar.
El 14 de septiembre los secuestradores se pusieron en contacto con la familia para solicitar un rescate por Villar, 65.000 pesos (3.369 dólares) que debían ser entregados en la colonia de Santa Cruz Meyehualco. Estas llamadas fueron realizadas desde el Reclusorio Oriente, aunque este dato fue descubierto a posteriori por las autoridades.
Tras haber recibido una fe de vida, la familia pagó el importe íntegro del rescate, según han asegurado en diferentes ocasiones. Horas después de entregar al dinero, perdieron el contacto con Villar. Al día siguiente, el 15 de septiembre, hallaron su cadáver en el canal de Aguas Negras, en Ciudad de México. Según los forenses, Villar fue asesinada entre las 6 y las 8 de la tarde (hora local) del 14 de septiembre.
DETENCIONES
El 30 de septiembre fue detenido uno de los responsables del secuestro y asesinato de la española, Óscar Saúl Roldán Rodríguez, quien ingresó en prisión el pasado 3 de octubre. El segundo de los implicados, Moisés Estañón Nájera, expolicía federal, fue detenido el 10 de noviembre como presunto autor intelectual y material del crimen.
Diversas investigaciones han descubierto que el asesinato no fue obra de delincuentes comunes que tomaron la decisión sobre la marcha, sino que estaba premeditado. Esta conclusión se extrajo de que el asiento trasero del taxi donde fue secuestrada estaba manipulado para poder meter a la víctima rápido en el maletero, así como del rápido traslado de la española a un lugar apartado tras su secuestro.