Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesinato de dos médicos mantiene en vilo a la ciudad de Boston

Desde la cama donde se recupera de los tres disparos que recibió de la policía, Bampumim Teixeira ha escuchado los cargos en su contra. Apenas ha hablado y solo ha abierto una vez los ojos mientras era acusado de los asesinatos del estadounidense Richard Field y la colombiana Lina Bolaños.

La policía sorprendió al sospechoso en el ático de lujo de sus víctimas, estaban atados y tenían el cuello cortado. También se encontró una mochila con joyas, aunque se ha informado de que el asesino dejó un mensaje de venganza, los investigadores no tienen pruebas de que el detenido conociera a la pareja "No hay nada que explique por qué los atacó tan violentamente".

El suceso ha conmocionado a los vecinos de una de las zonas más vigiladas de Boston. Teixeira, que acababa de salir de prisión por robar un banco, había trabajado como guardia de seguridad en el complejo de apartamentos donde supuestamente cometió los crímenes.

Los dos asesinados eran reconocidos médicos anestesistas, y planeaban contraer matrimonio este mismo año.