Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una decena de artistas rechazan cantar en la ceremonia de investidura de Trump

A Donald Trump se le espantan los artistas. No hay famoso dispuesto a mojarse por él. El próximo presidente no tiene quien le cante en su investidura. Lo ha intentado con las voces clásicas, pero Elton John, Andrea Bocelli y Céline Dion le han dado la espalda. Trump no se rinde y contraataca. Apuesta por Bruno Mars, Justin Timberlake y John Legend, pero tampoco con ellos ha tenido suerte.

Claro que no todo está perdido. Los hay que han dicho que sí. El coro mormón del Tabernáculo, algunas bailarinas de la compañía The Rockettes y una concursante de un programa de talentos. Por el momento, eso es todo. Parece que la ceremonia del veinte de enero no va a sonar como las de Obama. Aunque tratándose de Trump, quizá él mismo decida arrancarse a dar el cante.