Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un anuncio con lágrimas garantizadas

Una publicidad puede dar mucho de sí. Y tanto que este vídeo de la compañía telefónica tailandesa True Move H se ha convertido en viral con millones de usuarios que han echado su lagrimilla. Tres minutos para ver una buena acción y sus consecuencias 30 años después cuando los protagonistas ya no son niños.

El anuncio comienza con un niño que es pillado cuando roba medicamentos en una farmacia...Un hombre, dueño de un bar contiguo, paga el importe de las medicinas robadas y le ofrece un bote con sopa.
Este es solo el comienzo de una breve historia de agradecimiento que avanza 30 años hacia delante y muestra a los protagonistas en otra dimensión.
El dueño del bar cae enfermo y su hija, ya adulta, tendrá que enfrentar una cara factura. Desesperada pone en venta el local y la vida da un vuelco...
"Dar es la mejor comunicación", dice el lema final de la publicidad. Y aquí rueda la lagrimilla.