Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las alteraciones en las señales neuronales pueden mejorar el diagnóstico de la epilepsia

Investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han confirmado que el estudio de las alteraciones neuronales a través de la resonancia magnética y el electroencefalograma puede mejorar el diagnóstico diferencial de la epilepsia.
La epilepsia por pérdida de fijación es una de las variantes menos comunes de esta patología y los pacientes que la sufren presentan alteraciones en la curva del encefalograma (EEG), no solo cuando sufren una crisis sino también cuando pierden el punto de fijación, por ejemplo, al cerrar los ojos.
El objetivo de este trabajo, que publica la revista 'Brain Imaging Behaviour', era precisamente identificar las áreas cerebrales relacionadas con esta patología localizando las redes cerebrales implicadas en las alteraciones de los patrones de EEG presentes en estos pacientes.
"Un conocimiento más profundo de la etiología de este síndrome puede facilitar el diagnóstico, el pronóstico y también ser de gran utilidad para guiar la terapia en estos pacientes", ha explicado Ana Beatriz Solana, una de las autoras de este trabajo.
El trabajo de los investigadores comparó el registro simultáneo de EEG y resonancia magnética funcional (RMf) de dos pacientes afectados por esta variante de la enfermedad y vieron como ambos presentaban diferentes patrones de EEG y RMf "pese a sufrir el mismo síndrome", ha reconocido.
El paciente 1 presentaba anormalidades en el EEG únicamente en la banda beta baja. Estas anomalías se relacionan con la red fronto-temporal que contiene áreas de la atención. El paciente 2, en cambio, presentaba alteraciones en todos los ritmos EEG (alpha, beta y delta) y esas alteraciones producían hipersincronización en múltiples redes neuronales, lo que podría explicar la aparición de ausencia en el paciente 2 mientras que el paciente 1 sólo presentaba pérdida parcial de conciencia.
Los resultados del trabajo, en el que también han participado el Hospital Ruber Internacional, la Fundación CIEN, CiberBBN y la Fundación Reina Sofía, demostraron que el uso de esta metodología de análisis de señales e imágenes permite el diagnóstico diferencial de los pacientes.
GUÍAR LA APLICACIÓN DE NUEVAS TÉCNICAS
"El conocimiento de las áreas cerebrales afectadas por el síndrome en cada paciente podría además guiar la aplicación de nuevas técnicas de estimulación cerebral como terapia. Además, los resultados sugieren que el uso de esta metodología de análisis puede prever el pronóstico de otros pacientes que sufran del mismo síndrome", ha explicado esta investigadora.
El trabajo confirma el valor del estudio de la RMf y el EEG como elemento distintivo en el diseño y tratamiento de los diferentes tipos de epilepsia y de otras enfermedades neurológicas. Además, la metodología empleada puede aplicarse a cualquier enfermedad neurológica en la que se conozca un patrón de EEG conocido como relevante y distintivo.
"Por ejemplo, punta-onda 3 Herzios en ausencias, microestados en Alzheimer, espigas en sueño Todo ello redundará en la mejora de los tratamientos y de la calidad de vida de los pacientes con este tipo de patologías", asegura.