Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 11 alimentos que nunca se deben meter en el congelador

Dieta alcalina, verdurastelecinco.es

La mayoría de las personas creen que casi cualquier alimento se puede guardar en el congelador sin que los productos corran riesgo de estropearse, pero nada más lejos de la realidad. Muchos de estos alimentos ya han sufrido un proceso de congelación y volverlos a congelar conllevaría que no se encuentren en óptimas condiciones para su ingesta.

Algunos expertos alimenticios desaconsejan no meter según qué productos en el congelador ya que perderían propiedades o su sabor quedaría modificado, como afirman en el Huffingtonpost.
Leche
Si queremos beber la leche directamente, no es lo más aconsejable congelar este producto porque aparecerían grumos.
Ensaladas verdes
Al descongelarlo las hojas se marchitarán y se quedarán blandas, perdiendo su sabor original.
Huevos con cáscara
Al contener líquido en su interior, se solidificaría y terminaría por romper la cáscara.
Frituras
Si se fríe un alimento y luego se mete en el congelador, perdería la textura crujiente que tenía en su inicio.
Frutas y verduras crudas
Estos alimentos tienen un gran porcentaje de agua y cuando se descongelan, quedan blandos y en muchos casos pierden el sabor original.
Crema agria
Al descongelar este producto se corta y resulta inservible para comerlo directamente.
Migas
Pierden su textura inicial y quedarían excesivamente blandas.
Yogur
Cambia su textura completamente y termina por cortarse.
Patatas crudas
Se vuelven blandas por su alto contenido en agua.
Queso
Da igual el tipo de queso que sea porque en cualquiera de sus modalidades, cambia de la textura original.
Clara de huevo montada
Perdería toda su esponjosidad, quedando un extraño líquido.