Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El aliento, la novedosa forma de detectar enfermedades

Chicas haciendo globos de chicleGtres

Un estudio publicado en la revista especializada 'PLoS ONE' sugiere que nuestro aliento contiene singulares compuestos químicos que permiten diagnosticar enfermedades, identificar medicamentos y crear dosis personalizadas para diferentes pacientes.

Científicos suizos de Zúrich consiguieron demostrar las peculiaridades del aliento gracias a las muestras, cuatro veces en nueve días hábiles, que aportaron once voluntarios.
Posteriormente estas muestras fueron analizadas por un espectrómetro de masas, un dispositivo que mide con precisión la presencia de compuestos en el aliento.
Así, elementos comunes como el vapor de agua y el dióxido de carbono se reflejaron igual en todos los participantes, pero cuando un sujeto recibía medicación u otros tipos de fármacos, en el aliento se reflejaban peculiaridades únicas para cada individuo.
Utilidades
Dado que una prueba de aliento no es invasiva y sus resultados son instantáneos, podría ser extremadamente útil, por ejemplo, para determinar la dosis justa de anestesia o de dopaje.
"En la medicina tradicional china se toma el pulso, se observa la lengua y se huele el aliento", informó Renato Zenobi, autor principal del estudio a la BBC. "Hay perros entrenados que pueden oler el cáncer con bastante precisión, pero el perro no dice qué compuestos son". Trabajos anteriores demostraron a través del aliento se podrían diagnosticar infecciones pulmonares o incluso cáncer.
Los científicos continúan investigando con el objetivo de comprobar si es posible determinar una 'huella de aliento' que permita identificar a las personas, o por el contrario, el efecto de elementos como el tabaco o una bebida hacen imposible extraer una 'huella de aliento' estable.