Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los afectados por las preferentes se enfrentan ahora a denuncias por desorden público

Los afectados por las preferentes aún ven muy lejos la solución de su situación. Pese a llevar un año y medio peleando por sus ahorros, en lugar de hallar respuesta a sus quejas ahora se han encontrado aún con más problemas. Una avalancha de multas y sanciones les han llegado por parte de la Subdelegación de Pontevedra, ya sea por hacer ruido, sentarse a las puertas de los consistorios para realizar sus protestas o no llevar el cinturón de seguridad en los alrededores.

Entre 15.000 y 20.000 euros en multas golpean a la plataforma de Baixo Miño, explicaba su portavoz Xulio Vicente a la vez que aseguraba que seguirían con la lucha aunque los obstáculos que se pongan a su paso sean cada vez mayores.