Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos adolescentes salvan a una niña de cinco años secuestrada en Pensilvania

Jocelyn Rojascuatro.com

Dos adolescentes se han convertido en héroes en un pueblo de Pensilvania, después de salvar a una niña que había sido secuestrada. La policía de Pensilvania declaró desaparecida a Jocelyn Rojas, de cinco años, que jugaba en el jardín de su casa el pasado jueves. Dos horas después los jóvenes hallaron a la pequeña dentro de un coche al que siguieron en sus bicicletas disuadiendo al secuestrador.

La niña Jocelyn Rojas fue declarada desaparecida después de que su abuela avisara a la policía, según publicaron diferentes medios estadounidenses.
La pequeña, al parecer, fue engañada por un adulto de entre 60 y 70 años que le ofreció un helado para conseguir meterla en su coche, según un comunicado de la policía.
La policía recorrió la zona mostrando la foto de Jocelyn a los vecinos y preguntando por los alrededores.
Temar Boggs de 15 años y un amigos salieron en sus bicicletas a buscar a la pequeña por su cuenta. ¡Y la encontraron!
La niña iba dentro de un coche, al que los adolescente siguieron en su bicis durante unos 15 minutos. Aparentemente el hombre se dio cuenta de que lo seguían y la abandonó en lo alto de una colina.
Allí, el hombre abrió la puerta y la niña salió del coche.
"Se detuvo al final de la colina y la dejó salir, y ella corrió hacia mí y me dijo que necesitaba a su madre", dijo Temar a los medios.
Ahora la policía busca al sospechoso, descrito como un hombre blanco de entre 50 y 70 años de edad. Iba al volante de un coche rojo púrpura o marrón con luces traseras redondas.
El sospechoso llevaba zapatos verdes, pantalón verde y una camisa de rayas rojas y blancas. Además caminaba cojeando.
Los dos chicos, después de salvar a Jocelyn,  se han convertido en héroes de Lancaster.