Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un adolescente de 16 años grabó en su móvil cómo asesinó a otro

adolescente asesinado,narcotraficantes en Brasil,Marcos Vinícius Monteiro Caixeta,Goiáscuatro.com

Un adolescente de 16 años ha confesado a la policía ser uno de los asesinos de otro joven de 18 años en Goiás, Brasil. El asesino, vinculado al narcotráfico, realizó una maniobra imprudente en su moto y fue detenido por la policía que encontró la grabación de la ejecución en su teléfono móvil. El joven también admitió haber matado a otras dos personas.

En el vídeo que el adolescente conservaba en su móvil se veía en un primer plano a Marcos Vinícius Monteiro Caixeta, la víctima, según ha publicado el portal de noticias brasileño.
Monteiro Caixeta estaba en el interior de un coche que circulaba por un camino de tierra, donde poco después sería asesinado.
Gracias a las imágenes, la policía pudo identificar al fallecido, que estaba en el Instituto Legal desde el pasado sábado, como cuerpo de indigente anónimo.
El adolescente asesino tenía en su poder varias dosis de crack y cocaína cuando fue detenido por lo que las investigaciones apuntan al  tráfico minorista de drogas. Según rumores de la familia, Monteiro Caixeta, habría denunciado al asesino, que era su proveedor de estupefacientes.
La policía está investigando más crímenes cometidos por este joven asesino. El personal que sigue el caso le reveló a medios brasileños que confesó haber matado a otras dos personas: "Dice que una vez, cuando estaba pasando sus vacaciones en la casa del abuelo, en Pará, mató a otra persona, pero no dio detalles.
El agente ha asegurado haber quedado impactado por la actitud "fría, desinteresada por la vida", que demostró el asesino de 16 años, a quien se le acredita otra frase que expresa  que para este adolescente, vivir o morir de manera violenta es una cosa normal: "Lo maté, porque unos matan y otros mueren".