Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le asesinan delante de su hijo pequeño por pedirles que bajaran el volumen de su música

Le asesinan delante de su hijo pequeño por pedirles que bajaran el volumen de su músicaGoFundMe Nicole Simmons

Tyrone Griffin, de 36 años, natural de Hayward, California, EEUU, tan solo quería comprar los últimos regalos de Navidad cuando dos hombres acabaron con su vida acuchillándole delante de uno de sus cuatro hijos. El motivo: les había pedido que bajaran el volumen de su música dado que era inapropiada en una sección de juguetes para niños y la letra de las canciones contenía palabras obscenas. Lejos de atender su petición, los jóvenes, --ya detenidos--, acabaron con su vida.

Víctima de la crueldad, la intransigencia y una extrema violencia. Tyrone Griffin, de 36 años, oriundo de Hayward, California, EEUU, falleció tras ser apuñalado mientras compraba los últimos regalos de Navidad junto a su hijo de cuatro años.
"Tengo que comprar un regalo más para Jade. Estas serán las mejores Navidades", escribió su esposa, Nicole Simmons, en 'GoFundMe', –página utilizada para iniciativas o campañas de donaciones–, recogiendo las últimas palabras que habría mencionado su marido antes de ir al centro comercial en el que acabaría muriendo trágicamente.
Tal y como informa Los Angeles Times, Tyrone se aproximó a dos hombres para pedirles que bajaran el volumen de su música, la cual consideró inapropiada dado que se encontraban en la sección infantil de juguetes y las letras de las canciones empleaban palabras vulgares.
Lejos de atender a su petición, inmediatamente respondieron acuchillándole tras un forcejeo, según la información que barajan las autoridades.
Como consecuencia, poco después del suceso dos jóvenes de 22 y 25 años fueron detenidos e identificados como Frankie y Jesse Archuleta, ambos hermanos, residentes en Hayward.