Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'abuela Josefa' de Fuerteventura entra en prisión

Josefa ha preparado la maleta ya que hoy ha vivido sus últimas horas en libertad antes de viajar a Lanzarote. Su estado de salud ha aplazado hasta esta tarde su entrada en prisión. El viernes pasado se desmayó y no pudo coger el barco. Es diabética, hipertensa y pasó en huelga de hambre varios días, que abandonó el sábado a petición de su familia. Hoy sí se ha subido al ferry para cumplir 6 meses de cárcel por no acatar la orden de derribar su casa. Una vivienda que está construida en un espacio protegido, en el Parque Rural de Betancuria. Un juzgado la condenó además a pagar 700 euros de multa, algo que ya ha hecho. Josefa tiene 62 años, y a su cargo están dos de sus hijos y 3 nietos. Por eso se niega a demoler el único hogar, dice, que tienen ella y los suyos. Hoy ha tenido que despedirse, resignada, de los que la han acompañado hasta la entrada de la prisión. Lleva días recibiendo muestras de solidaridad, además de familiares, amigos y vecinos, siguen su caso de cerca varias autoridades políticas y el Cabildo de Fuerteventura. Todos piden que el Consejo de Ministros revise la petición de indulto que hay en marcha, y que se proporcione una vivienda social a la Abuela Josefa y a su familia.