Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El abogado de Bretón, "convencido" de que los restos óseos no son de Ruth y José

José María Sánchez de Puerta, abogado de José BretónEFE

El abogado defensor de José Bretón, el presunto asesino de sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011 en Córdoba, asegura que está "cada vez más convencido" de que los restos óseos encontrados en la hoguera de la finca familiar de Las Quemadillas, en la capital cordobesa, no pertenecen a los dos niños.

En declaraciones este miércoles a los periodistas antes de visitar a su cliente en el Centro Penitenciario de Alcolea, el letrado José María Sánchez de Puerta ha manifestado que se sabe "de memoria" el informe policial respecto a los restos encontrados y que consideraba que dichos huesos son de animales, al tiempo que ha afirmado que existen "otros datos muy significativos en todo el procedimiento", que, a su juicio, "van a salir a relucir ahora".
Preguntado por las acusaciones sobre la instrucción que ha efectuado en el escrito de cuestiones previas, el abogado se ha remitido a la decisión que tome a tal efecto el magistrado-presidente del Tribunal del Jurado, Pedro Vela, que confía en que "la próxima semana" emita un resultado y posteriormente las partes podrían presentar recursos.
Así, una vez que la Audiencia Provincial decida sobre las cuestiones previas, que ya han sido trasladadas a las partes, la defensa podrá plantear recursos al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), o en el caso de que se pronuncie a favor de anular el procedimiento, la Fiscalía o la acusación particular, ejercida por la madre de los niños, Ruth Ortiz, harían lo mismo, según prevé la defensa.
Entretanto, Sánchez de Puerta ha recordado que en un auto del juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz, se pide que se anulen las conversaciones mantenidas entre Bretón y él. "Estas llamadas las contemplaba el juez y constan en el sumario", ha recalcado, si bien ha añadido que "si el mismo juez está reconociendo esto, es porque a mí se me ha estado grabando, por lo que las manifestaciones que hice en su momento y por la que Instituciones Penitenciarias puso una denuncia por un delito de calumnias están más que justificadas".
La fiscalía de Córdoba
Mientras, el fiscal jefe de Córdoba, José Antonio Martín-Caro, ha vuelto a defender la "validez" de las pruebas que sostienen la acusación contra José Bretón por el supuesto asesinato de sus hijos y considera que la petición de nulidad del procedimiento por parte de la defensa "era de esperar", porque está "en la línea" que ha mantenido desde el principio.
Así lo destaca la prensa provincial, en la que Martín-Caro señala que en la Fiscalía mantiene "la misma postura" y, por tanto, la "validez" de las pruebas, al tiempo en que insiste en que "no hay nada nuevo". No obstante, augura que la petición de la defensa de nulidad del procedimiento "va a significar que se retrase el juicio", que se esperaba para mediados de junio.
Nulidad e impuganciones
Cabe destacar que el abogado de Bretón ha solicitado el lunes a la Audiencia Provincial la nulidad del grueso del procedimiento alegando violación de derechos fundamentales. En concreto, considera que se ha violado la cadena de custodia de los restos óseos hallados en la finca de Las Quemadas y que el antropólogo Francisco Etxeberría los analizó sin autorización judicial.
También alega indefensión por los continuos e "injustificados" secretos de sumario; asegura que se han violado las comunicaciones letrado-defendido con escuchas ilegales e insiste en pedir que no se llegue a un juicio con jurado, porque estaría "intoxicado, mediatizado y absolutamente contaminado".
Además, impugna todas las pruebas fundamentales, entre ellas, la de los restos óseos "y las que se deriven de ellos por su obtención ilícita al infringirse derechos fundamentales, así como por su irregular introducción en la causa", según sostiene en su escrito.