Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido anuncia un grupo de trabajo para revisar el modelo de los Centros de Internamiento de Extranjeros

Avanza la creación de una "oficina de delitos de odio" que actuará también como "observatorio"
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este miércoles en el Congreso su intención de constituir un grupo de trabajo que revise el modelo de Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) vigente en la actualidad, ya que "pueden y deben mejorar en su concepción, funcionalidad y objetivos".
En su primera comparecencia como ministro ante la Comisión de Interior, Zoido ha afirmado que ese grupo estará conformado por distintos ministerios, "los mejores técnicos", la "experiencia de las ONG especializadas y, si lo tienen a bien, los grupos políticos" y servirá "para determinar el modelo idóneo de CIE desde el punto de vista arquitectónico, de la gestión y de la atención adecuada a los internos".
"No es este un problema exclusivo de España, les aseguro que nadie lo ha resuelto de forma definitiva, de hecho, lo que les propongo no es seguir parcheando un problema, sino ser audaces y diseñar el modelo de CIE ideal para toda la Unión Europea", ha dicho a los grupos parlamentarios durante su comparecencia.
El ministro, que comparece para informar de las que serán las líneas generales de su departamento, ha dicho además sobre la inmigración irregular que su apuesta será continuista y basada en "la cooperación bilateral con los países de origen y tránsito", especialmente con Marruecos.
Con todo, ha apuntado que "ante la cambiante realidad del fenómeno migratorio es preciso innovar nuevas respuestas" por lo que impulsará un proyecto de retorno de inmigrantes a Mauritania tras el "éxito" que según ha dicho, tiene el que funciona con la Organización Internacional de Migraciones en Marruecos.
En cuanto a los refugiados, tras defender el papel de España en la crisis global frente a críticas que a su juicio, son "injustas", ha concretado que "el próximo" Consejo de Ministros abordará el Plan Nacional de Reasentamiento que debe ejecutarse en 2017 y "con él se dará cumplimiento en su totalidad al cupo asignado a España".
Zoido ya avanzó hace unos días en sede parlamentaria que el Gobierno aprobaría este mes el reasentamiento en España de 725 personas para 2017, que se sumarían a las 859 previstas para 2016 dando así cumplimiento a las 1.440 que se comprometió a traer desde campos de refugiados antes de terminado 2017. No obstante, hasta el momento han llegado 289.
Asimismo, el ministro se ha vuelto a referir al reglamento de la ley de asilo, pendiente desde 2009 y que conforme avanzó también en sede parlamentaria, podría estar listo a principios del año que viene. Durante su intervención inicial ante la Comisión de Interior, Zoido ha pedido un "esfuerzo de consenso en la compleja elaboración y aprobación" de este desarrollo normativo.
"Tras un laborioso proceso de tramitación, nos encontramos en la actualidad esperando las consecuencias de la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo, pues muy probablemente nos va a obligar a efectuar modificaciones en la propia ley, de la que trae causa el Reglamento", ha añadido sobre este asunto.
También en materia de normativa, Zoido ha recordado que España "está en proceso de infracción" por parte de la UE, ya que no incorporó antes de 2010 y de forma satisfactoria la Directiva de Retorno sobre normas comunes en el retorno de inmigrantes en situación irregular. Tiene dos meses de margen para adaptar la legislación al mandato europeo.
DELITOS DE ODIO
Por otra parte, el ministro ha anunciado la creación de "la Oficina Nacional de lucha contra los delitos de odio" dentro de la Secretaría de Estado de Seguridad para que "tutele y estimule la aplicación" del Protocolo de Actuación con el que ya cuentan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para afrontar la denuncia de este tipo de hechos delictivos y la respuesta a las víctimas.
"Esta Oficina actuará también como observatorio sobre el fenómeno, recabando información y originando análisis estratégico para la adopción de nuevas iniciativas que atajen este problema, estableciéndose como punto de contacto nacional ante otros organismos internacionales especializados en la materia", ha añadido el ministro.