Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta asegura que "no le gusta" que la Fundación Francisco Franco gestione las visitas al Pazo de Meirás

Román Rodríguez aclara que la Xunta "no tiene competencias" para decidir si los actos y declaraciones de la Fundación Franco son ilegales
El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, ha asegurado que a la Xunta "no le gusta" que la Fundación Francisco Franco gestione las visitas al Pazo de Meirás, al tiempo que ha incidido en que "no tiene competencias" para decidir si las declaraciones y los actos de la organización incumplen la legalidad.
Además, ha afirmado que la Administración autonómica "no descarta tomar medidas" si la fundación que gestiona las visitas al complejo de Sada (A Coruña) comete acciones que vayan contra la ley, pero ha insistido en que son los órganos judiciales los que se deben ocupar de su cumplimiento.
Así lo ha afirmado el titular en respuesta a preguntas de los medios durante la presentación de este sábado de la caminata 'Monumenta. Andar con arte', en las que también ha aclarado "les gustaría que fuese otro organismo" el que gestionase las visitas al Bien de Interés Cultural que es el Pazo de Meirás.
"Obviamente, no se puede consentir ningún tipo de comportamiento que vaya en contra de la ley o que practique cualquier tipo de apología del fascismo o del terrorismo", ha declarado Román Rodríguez al tiempo que ha puesto en valor que esta es una sociedad donde, "afortunadamente, todos tienen derechos y obligaciones".
LA XUNTA ACTUARÁ "IGUAL QUE CUALQUIER CIUDADANO"
El conselleiro ha reiterado que es la Justicia la que "se debe ocupar de cumplir la ley", por lo que debe ser esta quien determine si son ilegales las declaraciones del portavoz de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso, en las que aseguraba que el dictador "no fusilaba a gente" y que usarían los recorridos por el Pazo de Meirás para hablar sobre la "grandeza de Franco".
A su modo de ver, si la Xunta, "igual que cualquier ciudadano o cualquier administración, tiene constancia de que hay cualquier declaración o actitud en contra de la ley", "su deber" es informar a la justicia para que este órgano actúe.
Además, Román Rodríguez ha reafirmado que "hicieron todo lo que tenía que hacer en su momento" con respecto a la declaración del Pazo como BIC, y ha reiterado que la Fundación Franco "nunca tuvo ni tiene" la colaboración de la Xunta.