Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡No sin mi toalla!

La escena que va a ver ahora es tan lamentable que al hombre que la protagoniza le han llovido las críticas. Le situo: Wimbledon, uno de los cuatro grandes torneos de tenis del mundo. Al acabar un partido, el estadounidense Jack Sock lanza su toalla al público. La coge un chico, pero el otro extremo lo agarra un hombre, que no duda en iniciar una lucha encarnizada con el niño hasta que se la quita.