Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vitamina D en el embarazo se asocia a hijos más fuertes y musculosos

Las mujeres que viven en zonas urbanas son más propensas a padecer depresión postpartoInformativos Telecinco

Los niños cuyas madres tenían durante el embarazo los niveles de vitamina D más altos que la media podrían ser propensos a tener una mayor masa muscular y mas fuerza, según una investigación de la Unidad de Consejo de Investigación Médica lifecourse Epidemiología (MRC LEU) en la Universidad de Southampton en Reino Unido.

Aunque se sabe poco sobre cómo afecta la variación de los niveles de la vitamina D en el embarazo, un nivel menor de lo recomendado se ha relacionado con una fuerza muscular reducida tanto en adultos como en niños.
En este caso, la investigación publicada en la edición de enero del 'Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism' ha medido los niveles de vitamina D en 678 madres en las últimas etapas del embarazo y, posteriormente, se midió la fuerza muscular en los niños.
Cuando los niños tenían cuatro años, se midió la fuerza de apretón y la masa del músculo. Los resultados mostraron que a más alto nivel de vitamina D en la madre mayor era la fuerza de apretón del niño, aunque menos pronunciada era la relación con la masa muscular.
"Estas asociaciones entre la vitamina D materna y la fuerza muscular de la descendencia podrían tener consecuencias para la salud más adelante", explica el investigador principal, el doctor Nicholas Harvey, quien recuerda que la fuerza muscular en la edad adulta ha sido asociada a problemas de salud como la diabetes, caídas y fracturas.
"Es probable que una mayor fuerza muscular a los cuatro años en los niños nacidos de madres con niveles más altos de vitamina D pueda dar pistas hasta la edad adulta y, potencialmente, ayudar a reducir la carga de enfermedad asociada con pérdida de masa muscular en la vejez", añade.