Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villanueva de Sijena ve una "vergüenza" que Cataluña declare de interés el Museo de Lleida, con las obras en litigio

El alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, ha considerado que en democracia es "una vergüenza" que la Generalitat de Catalunya haya declarado el Museo de Lleida de interés nacional catalán, porque ese reconocimiento afecta a las obras aragonesas de arte sacro que están en litigio.
Esta declaración afecta a tres colecciones con obras de arte de parroquias aragonesas que son propiedad de los obispados de Barbastro-Monzón y de Huesca, además de las procedentes del Monasterio de Sijena.
Alfonso Salillas ha dicho que "si fueran serios deberían haber excluido los bienes que están en litigio y eso cualquier administración lo hubiera hecho. Esto es una más, pero es una vergüenza que esto ocurra en la democracia".
Días atrás los obispos de Barbastro-Monzón y de Huesca enviaron al de Lérida sendas cartas oponiéndose a esta declaración si antes no se habían entregado los bienes aragoneses.
Por otra parte, Salillas ha tildado de "provocación" que el Museo de Lérida haya utilizado una de las 44 piezas que por sentencia judicial debe devolver a Sijena para promocionar el centro y usarla para felicitar la Navidad. "Es una provocación y creo que con esto el Museo de Lérida ha perdido el norte", ha estimado.
Esta acción llega un mes después de que el Juzgado de Huesca haya puesto en marcha el proceso para garantizar la ejecución de la sentencia que ordena la devolución de las piezas.