Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctimas del metro de Valencia cree que el archivo de la investigación por parte de la jueza "genera dudas"

La Asociación Víctimas del Metro del 3 de Julio (AVM3J) ha anunciado que el rechazo por parte de la jueza Nieves Molina a los recursos interpuestos por el archivo de la investigación del accidente de metro de 2006 "genera dudas", y que persisten porque "ella se niega a que otras cuestiones más allá de la velocidad, sean tenidas en cuenta en el proceso judicial, generando así un debate externo a la instrucción".
Así lo ha explicado la asociación en un comunicado, tras conocer que Molina rechazó los recursos interpuestos y confirmó el archivo de la investigación del accidente de metro, como ya hizo en su instrucción de 2006, e incidiendo en que "no hay más causa que la velocidad" y señala "como único responsable al conductor".
En este sentido, han destacado que, ante la negativa de Molina de no investigar todas las posibles circunstancias que pudieron haber incidido en el accidente, "siguen existiendo dudas": "Dudas sobre lo que pasó en el túnel, y dudas sobre la actuación posterior por parte de Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana (FGV)", han matizado. Así también apuntan a dudas sobre la actuación de Molina a lo largo de la instrucción, "negándose a investigar cualquier circunstancia que pudiera señalar una responsabilidad de la dirección de FGV", han apostillado.
La AVM3J ha indicado que Molina se basa en diversos informes para establecer su conclusión, entre ellos el del perito Andrés Cortabitarte. "Y aquí surge la primera duda: si el perito inspeccionó la vía en noviembre de 2006, 5 meses después del accidente, con los trenes circulando desde el 5 de julio, ¿cómo pudo certificar que el estado de la vía no tuvo nada que ver en el accidente ocurrido el 3 de Julio?", se han preguntado.
Al respecto, han criticado que la vía estaba en "perfecto estado", porque "la misma noche del accidente ya la estaban reparando para restablecer el servicio lo antes posible", y han añadido, en cuanto al estado del vagón y frenos, que el tren estaba "tan sumamente destruido que el sistema de frenado no se pudo reconstruir".
Por otro lado, han insistido en que las "dudas" no se generan por ser contrarias a sus intereses, "como alega la jueza, sino por considerar que no son resultado de una exhaustiva investigación", e insisten en que "buscar la causa única es obsoleto y erróneo".
SOBRE EL EXCESO DE VELOCIDAD
Asimismo, la AVM3J ha asegurado que la baliza estaba programada para frenar el tren a una velocidad de 80 kilómetros por hora, cuando la circulación máxima permitida era de 60km/h, de modo que "era imposible evitar el exceso de velocidad", han subrayado, y aseguran que Cortabitarte explicó en su declaración durante la Comisión Parlamentaria de 2016 que "se protegió la velocidad máxima de la vía", pero "no la velocidad máxima del tramo".
A su juicio, el conductor "no es el responsable de esta decisión", sino que "la mala programación de la baliza es responsabilidad de la dirección de FGV", y han calificado de "lamentable" la actitud de la directiva por "obviar esta responsabilidad, pretendiendo echar toda la culpa al conductor", han lamentado.
En la misma línea, el informe realizado por los técnicos del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) asegura que "la seguridad no es un riesgo que tenga que ser evaluado", ya que "si se evita, ya no hace falta evaluar". Por ello, la asociación de Victimas de Metro ha recalcado que "el riesgo de velocidad no existía porque se estaba cumpliendo el Reglamento de Circulación".
DESCONOCIMIENTO DE LA LEY
Por otro lado, han afirmado que la jueza "tampoco tiene en cuenta el Informe del Inspector de Trabajo, y se atreve a señalar que el Plan de Prevención, tan sólo era en compromiso del empresario", mostrando así un "total desconocimiento de la Ley", han criticado.
En dicho informe, la asociación ha observado un comportamiento "cuanto menos irregular", ya que aunque pidió el listado de turnos de los maquinistas de la Línea 1, para averiguar si se garantizaban las horas de descanso, "FGV le entregó sólo los turnos de las líneas 3 y 5, y aún así concluyó que la Línea 1 cumplía con los turnos establecidos". "Esta es la forma de investigar que tienen los técnicos que realizaron los informes en los que se basa la jueza", han concluido.