Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venganza familiar, esa pudo ser la causa del incendio de Seseña

Una rencilla familiar pudo haber sido la causa del incendio en el vertedero de neumáticos de Seseña , Toledo, ocurrido hace poco más de un año.  La Guardia Civil señala a un empresario, como autor de ese impresionante incendio, cuyo objetivo era frustrar un negocio de su cuñado.

Tardó tres semanas en ser extinguido, obligó a cerrar colegios y a desalojar 6.000 personas de la urbanización el Quiñon por el riesgo de respirar este humo.  Ahora sabemos que quien provocó las llamas pudo actuar por despecho.

El SEPRONA cree el único imputado quería arruinarle el negocio a su cuñado: era el dueño de una de las empresas que se iba a beneficiar del desmantelamiento del vertedero, que estaba a punto de iniciarse. El presunto autor tenía mala relación con su hermana y su cuñado desde que se les truncó otro negocio, con el fuego pudo buscar vengarse de ellos.

Su teléfono móvil lo sitúa en Seseña a la hora en que se inició el fuego, pero él se defiende diciendo que estaba en la zona por motivos laborales. El juez le tomó declaración y lo dejó en libertad con cargos.