Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El incendio en La Vall d'Ebo afecta a 1.715 hectáreas

Incendio en la localidad alicantina de Vall D'EboEFE

El incendio declarado en la localidad alicantina de la Vall d'Ebo está perimetrado y los vecinos desalojados han podido regresar a sus casas, según ha asegurado el conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría, que ha asistido en el Puesto de Mando Avanzado de Pego a una reunión para conocer la evolución del incendio. Los desalojados eran una treintena de familias residentes en la zona de Verdales, ya en el término de Pego.

El servicio de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha informado que, según una primera estimación, la superficie afectada por el incendio en la Vall d'Ebo (Alicante) ha afectado cerca de 1.715 hectáreas, según ha informado el centro de Coordinación de Emergencias en su cuenta de Twitter.

En este sentido, la directora General de Emergencias de la Generalitat, Irene Rodríguez, también a través de Twitter, ha asegurado que la evolución del incendio es "favorable" y el perímetro se encuentra sin llama.
Dentro de los trabajos de extinción del fuego, en los que colabora la Unidad Militar de Emergencias (UME), se ha registrado un accidente de un vehículo en el que han resultado heridos leves dos militares, que se encuentran en el hospital de Dénia.
De los tres focos del incendio, en el que se está trabajando "con mayor intensidad" es en el suroeste, en la zona del Barranc de l'Infern, según informa el Centro de Coordinación de Emergencias en su cuenta de Twitter.
El conseller ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos ante una jornada en la que se mantienen el nivel 3 de Preemergencia por riesgo máximo de incendios forestales en la Comunitat Valenciana.
En las tareas de extinción participan desde este viernes diez medios aéreos y 300 efectivos terrestres, que se han incorporado por la mañana. Santamaría ha agradecido el "enorme esfuerzo" que están realizando los medios de prevención y extinción en la lucha contra el fuego.
En relación con este incendio, sobre el que la principal línea de investigación apunta a una quema descontrolada de rastrojos, este jueves quedó en libertad con cargos una persona de avanzada edad que fue detenida por su presunta relación con los hechos.