Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a una mujer por cobrar durante más de un año la pensión de su abuela muerta

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a una mujer de 56 años de origen austriaco, acusada de cobrar, durante un año y medio, la pensión de jubilación de su abuela, de la misma nacionalidad, a pesar de que había fallecido. La acusada habría cobrado indebidamente más de 53.000 euros, según fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

Los agentes averiguaron que una mujer, durante su jubilación, se había mudado a España para vivir junto a su nieta. La jubilada, cobraba una pensión de jubilación como maestra de la provincia de Estiria (Austria), así como una de viudedad y una ayuda económica para asistencia a enfermos.
Asimismo, descubrieron que en el mes de mayo del año 2013, la nieta había comunicado que su abuela tendría su estancia permanente con ella en España y que no volvería a Austria, por lo que iban a cerrar la cuenta del banco austriaco en la que percibía la pensión para abrir una cuenta bancaria en España.
De este modo, las autoridades austriacas solicitaron a la nieta que enviase un certificado que constatara que su abuela continuaba viva, que no llegaron a recibir.
Además, tuvieron conocimiento, en el mes de octubre del año pasado, de que la mujer había fallecido el 18 de abril del 2013 por lo que, a partir de ese momento, los giros de la pensión fueron suspendidos provisionalmente.

Al no percibir la pensión de su abuela, la sospechosa se puso en contacto con las autoridades austriacas quienes le trasladaron que continuaban esperando el certificado de que su abuela estaba viva.
Como consecuencia de las investigaciones, los agentes confirmaron la defunción de la abuela y que, a pesar de ello, su nieta había continuado recibiendo la pensión de jubilación, que ascendía a más de 53.000 euros.
La sospechosa, sin antecedentes policiales, ha sido detenida como presunta autora de un delito de apropiación indebida y, tras ser oída en declaración, ha sido puesta en libertad, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuese requerida, han indicado fuentes policiales.