Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vacantes en una fábrica que no encuentra candidatos que superen el test de drogas

fabricaGTRES

Varias empresas del estado de Ohio, en Estados Unidos, no consiguen cubrir sus vacantes debido a que la mayoría de los posibles candidatos no superar los test de detección de drogas.

Según informa a ‘The New York Times’ la copropietaria de la siderurgia Warren Fabricating & Machining en Ohio, cuatro de cada 10 candidatos para maquinistas, soldadores y operadores de grúas no superan el test de drogas.
"Durante 48 de los 50 años de existencia [de la fábrica], el abuso de drogas nunca había sido un problema", afirma. Durante los dos últimos años, adoptaron una política de empresa que les "proteja de los empleados que llegan al trabajo en estado alterado".
Además, otro de los problemas fue la aprobación de la nueva ley de Ohio sobre la marihuana medicinal. Desde que entrase en vigor en 2016 muchas personas pueden comprar esta droga si su situación lo justifica. "No disponemos de una prueba asequible que me diga si un trabajador fumó (marihuana) durante el fin de semana o la fumó por la mañana antes de venir al trabajo. Un trabajador en estado alterado no puede manejar una grúa que lleva un revestimiento de acero de 137.000 kilos", afirma Mitchell.
"Hay trabajos bien pagados y oportunidades para la gente en nuestra área. Simplemente no podemos encontrar personas que pasen el test de drogas", lamenta. Actualmente existen 12.000 vacantes de trabajo de mano de calificada en su condado.